sábado, marzo 06, 2010

Rehabilitación, Eficiencia Energética y Renovables: Soluciones para la Crisis

Dentro de las medidas presentadas esta semana por el Gobierno en su Acuerdo Político para la promoción del empleo y la reactivación del crédito, se plantean nuevas actuaciones que apuntan directamente a la construcción en su versión más sostenible, la rehabilitación, a la eficiencia energética y a las energías renovables en todas sus formas.

Todas estas acciones extraordinarias como las denomina el Gobierno en este Acuerdo, serán de aplicación inmediata para favorecer el empleo en el sector que más está sufriendo, el de la construcción residencial. Las acciones se centran en la construcción sostenible, o dicho de otro modo, en la rehabilitación de viviendas y edificios – con más de la mitad del parque inmobiliario con una antigüedad superior a los 30 años- y se completan con las nuevas fórmulas de financiación para la construcción de vivienda protegida. Aplicando estas medidas el Gobierno estima que se podrán crear más de 350.000 empleos en dos años.

Respecto a la rehabilitación de viviendas se propone una reducción del IVA para todo tipo de obras de rehabilitación que durante dos años tendrán un tipo reducido del 8% a partir de 1 de julio. Por otra parte se aplicará una deducción extraordinaria del IRPF (10% de los costes de las obras realizadas hasta el 31 de diciembre de 2012 que tengan por objeto la rehabilitación energética, las instalaciones de suministros o la accesibilidad) para los contribuyentes de renta inferior a 33.007,2 euros. También se facilitará la rehabilitación estructural y se impulsará la eficiencia energética.

Respecto a la energía, el Gobierno la sitúa como elemento fundamental para la competitividad del sector industrial, y como no le otorga un papel protagonista en esta carrera para salir de la crisis. Planteando como principales problemas energéticos en la UE, la dependencia energética, la volatilidad de precios en los mercados internacionales de la energía y los retos del cambio climático, el Gobierno plantea los tres pilares a los que habrá que enfrentarse: seguridad de suministro, competitividad y respeto por el medio ambiente.

En este sentido, entre las medidas propuestas destaca la revisión antes de 31 de diciembre de este año del sistema de incentivos a las energías renovables con la finalidad de hacer compatibles el cumplimiento de los objetivos de producción de electricidad de origen renovable establecidos en el horizonte 2020 con los principios generales de garantía del suministro, competitividad y respeto al medio ambiente.

fuente: www.ecoconstruccion.net