domingo, octubre 08, 2006

terrorismo cultural...

En cuanto al "terrorismo cultural" y al "uso político". Creo
firmemente que toda cultura se encuentra en un proceso
dinamizador constante. Ninguna cultura es estática y la
concepción del patrimonio vinculada a ella no es una excepción.
Sin embargo, muchas actuaciones sobre bienes patrimoniales
(tangibles e intangibles), que generalmente se asocian a "usos
políticos" (aquellos que tratan de refrendar-reforzar una
determinada ideología y/o posición de poder) y usos exclusivamente
mercantiles, tienden a inventar ex-novo el patrimonio. Y ello, no
tanto creando elementos pretendidamente naturales, histórico-
tradicionales u obras nacidas del genio de los moradores del lugar,
sino combinando descontextualizadamente elementos presentes
en el patrimonio cultural de un pueblo. Cuando tales actividades
son apoyadas por los poderes fácticos, las instituciones educativas
o los medios formadores de opinión, la cultura se apropia de aquel
nuevo elemento o conjunto "patrimonial", pudiendo en algunas
ocasiones desvirtuarse. A eso llamo "terrorismo cultural"; acción
muy tentadora cuando la demanda y competencia entre destinos
turísticos se hace palpable.

Mesa Patrimonio.
Trabajo titulado "Patrimonio Cultural y Turismo:
reflexiones y dudas de un anfitrión"
Autor: Agustín Santana.