martes, abril 28, 2009

Edificios "energía cero"

Ecoperiódico | EnergíaEdificios “energía cero”
Publicado el 24 Abril 2009 por Arnau Fuentes


El pleno del Parlamento Europeo pidió ayer que todos los edificios construidos a partir de 2019 produzcan la misma cantidad de energía que consumen, mediante paneles solares, bombas de calor y otros métodos ligados a las energías renovables. La Eurocámara quiere que este objetivo se incluya en la reforma de la norma que regula el rendimiento energético de los edificios.

El informe legislativo fue respaldado por 549 votos a favor, 51 en contra y 26 abstenciones. En su propuesta original, la Comisión Europea no incluía ninguna fecha límite para que los nuevos edificios sean de energía neta nula. Para que el objetivo aparezca finalmente en la directiva se requiere todavía el apoyo de los Gobiernos de los Veintisiete.

La Eurocámara también pide a los Estados miembros que establezcan objetivos intermedios nacionales para los edificios existentes, por ejemplo, fijando un porcentaje mínimo de edificios que deberían ser de energía cero en 2015 y 2020.

Los eurodiputados definen los edificios de energía cero como construcciones en las que, como resultado del alto nivel de eficiencia energética, el consumo anual de energía es igual o menor que la producción energética procedente de fuentes renovables situadas en la propia edificación.

El informe emplaza a los países de la UE a que, como muy tarde el 30 de junio de 2011, presenten planes de acción nacionales que introduzcan instrumentos financieros destinados a mejorar la eficiencia energética de los edificios, como hipotecas a bajo interés, facilidades fiscales o pidiendo a los suministradores de energía que ofrezcan asistencia financiera a los consumidores.

La organización ecologista WWF se felicitó por la decisión de la Eurocámara y resaltó que hay un gran margen para que los edificios consuman menos y produzcan más energía.

La promoción de la eficiencia energética es una estrategia ganadora para Europa. Mejora la seguridad de suministro, reduce las emisiones de gases de efecto invernadero, impulsa el desarrollo tecnológico y crea nuevos trabajos.

Fuente: Europa Press